Protection for Your 

Family And Freedom

  1. Home
  2.  — 
  3. Defensa Penal
  4.  — DWI/DUI

Defensa Agresiva y Experta Contra los Cargos de Conducir Bajo los Efectos del Alcohol o Drogas

La mayoría de los texanos respetuosos de la ley que no estarían en riesgo de enfrentar ningún otro cargo criminal podrían encontrarse arrestados por conducir bajo los efectos del alcohol (DWI, por sus siglas en inglés). Este delito puede ocurrir por accidente, ya sea que la persona haya tomado una copa de más en el happy hour o haya conducido después de tomar un medicamento recetado fuerte. Sin embargo, lamentablemente, el DWI accidental no es una defensa legal válida.

Si ha sido acusado de conducir ebrio o bajo la influencia de drogas, necesita un abogado de defensa experto para proteger sus derechos y luchar por su libertad. En el área de San Antonio, la elección fácil para representación legal es Ruiz & Associates, PLLC. Nuestro bufete es dirigido por George Ruiz, un abogado experimentado con una reputación por su defensa agresiva y un historial de éxito, tanto dentro como fuera del tribunal.

Los Aspectos Legales del DWI en Texas

Al igual que en otros estados, los conductores en Texas (de 21 años o más) son considerados legalmente ebrios si tienen un contenido de alcohol en la sangre de .08% o más. Una lectura en o por encima de este nivel sería suficiente para acusar a alguien de DWI. Sin embargo, una persona también puede ser acusada de conducir bajo los efectos si tienen un BAC por debajo del límite legal pero muestran evidencia de estar bajo la influencia. Bajo la política de tolerancia cero del estado, alguien menor de 21 años que tenga cualquier cantidad de alcohol en su sistema puede ser acusado de DWI.

El DWI Involucrando Drogas es Más Complejo

Es ilegal conducir bajo la influencia de drogas “de calle” o sustancias controladas recetadas que afectan sus facultades mentales o físicas. Pero mientras que las pruebas para la impregnación de alcohol son relativamente rápidas y directas, lo mismo no ocurre para la impregnación de drogas.

Las pruebas generalmente requieren una muestra de sangre, que solo puede ser recogida y analizada por ciertas personas autorizadas. Además, la evidencia del uso de drogas puede permanecer en el cuerpo mucho tiempo después de que hayan desaparecido los efectos. Por lo tanto, puede ser difícil para los fiscales probar (basados únicamente en los resultados de las pruebas) que usted estaba bajo la influencia de drogas en el momento de su arresto.

Trabaje con un Abogado para Entender y Ejercer sus Opciones de Defensa

Ya sea que haya sido acusado de DWI o de conducir bajo la influencia de drogas, debe tomar en serio los cargos y abordarlos con la ayuda de un abogado de defensa experimentado. Cuando contacte a nuestro bufete, uno de nuestros abogados expertos tomará el tiempo para explicar todas las estrategias de defensa posibles que puedan estar disponibles, incluyendo argumentos que:

  • El alcoholímetro no fue calibrado correctamente o la prueba fue administrada incorrectamente, lo que llevó a un resultado inexacto
  • La parada de tráfico en sí misma fue ilegal porque el oficial no tenía una razón válida para detenerlo
  • Las pruebas de sobriedad en el lugar fueron administradas incorrectamente o los resultados fueron interpretados incorrectamente
  • El oficial violó sus derechos civiles en cómo se realizó la parada o las pruebas
  • Hubo problemas con la cadena de evidencia, arrojando dudas sobre si la muestra de prueba fue probada correctamente o si incluso era su muestra

Las defensas específicas disponibles dependerán de los detalles de su caso. Sin embargo, la conclusión clave es que probablemente tenga más opciones legales de las que se da cuenta, y ciertamente más opciones de las que los fiscales le harían creer.

No Espere Para Tomar Acción Legal – Contacte a Nuestro Bufete Hoy

Ruiz & Associates, PLLC, atiende a clientes en y alrededor de San Antonio, Texas. Si enfrenta cargos de DWI o ha sido arrestado por cualquier otro delito penal, comuníquese con nuestro bufete hoy mismo para programar una consulta inicial con un abogado de defensa experto y agresivo. Simplemente llame al 210-899-4853 o contáctenos en línea.